fbpx

Esta gran alternativa terapéutica está basada en el estímulo de contacto y movimiento que experimentan nuestros pequeños cuando montan a caballo, por supuesto, siempre acompañados por un profesional de la materia; los animales utilizados en estas prácticas suelen ser muy dóciles y amigables, el paseo varía entre los 30 y 45 minutos, donde nuestros hijos realizan cabalgatas cortas, el resultado es impresionante y los beneficios van desde el aumento de su autoestima, hasta la relajación total en los niños. Los niños que acuden a estas prácticas consiguen una tranquilidad y afinidad muy positiva para su desarrollo, por eso ha sido una de las tendencias de los últimos años.

Con este tipo de prácticas nuestros hijos aprenden a gestionar mejor sus emociones, sintiendo seguridad y control en situaciones de estrés. También desarrollan mejor los sentidos como el tacto y el oído, a la vez que desarrollan un lenguaje con más propiedad ya que se sienten en un ambiente de calidez y confianza, en la mayoría de los casos los hace sentir los protagonistas del momento.

¿Te atreves a intentar estas prácticas con tu hijo/a? Es tan sencillo como googlear «equinoterapia» y el nombre de tu ciudad, y probablemente encuentres varios sitios donde probar esta experiencia en familia☺️🐎

Diversión en familia

Este post aún no tiene respuestas.